bienvenida

Modelos de aeronaves, barcos, blindados y vehículos. Además hay buenas historias y anécdotas de la aviación civil y militar del Siglo XX, más datos y técnicas prácticas para cultores del modelismo a escala

C-3PO Translater

domingo, 10 de febrero de 2013

Marines en Iwo-Jima a lomo de búfalo...


El LVT-4 “Water Buffalo” de Airfix, escala 1/76 (Cod.02302)
Por Jolly Rogers
El Landing Vehicle Tracked model 4 (vehículo de desembarco con orugas LVT4), también conocido “Water Buffalo” (Búfalo de Agua”), fue un rediseño del previo anfibio LVT2 en orden a proveer una versión mejorada con una muy necesaria rampa de acceso para cargar y descargar con rapidez tanto carga como personal del interior del LVT, aspecto en el cual las versiones previas al LVT4 habían mostrado severa y trágicamente su limitación en este tema. Influyó sin duda el recuerdo fresco y patente de la operación ‘Galvanic’ (la toma de Tarawa en noviembre de 1943) donde de 125 LVT empleados en el asalto anfibio solo 35 quedaron operativos al final de las 76 horas de sangrienta batalla. Se tomó en cuenta el hecho de que a pesar de sortear con éxito las rompientes de los arrecifes que rodeaban esas islas (como se había previsto y que en esto superaban a las lanchas LCVP Higgins), la falta de blindaje y la ausencia de una puerta o rampa de desembarque en los LVT habían sobreexpuesto a las tropas hasta el borde del desastre.
Así las cosas se optó por mover el motor desde la parte trasera del LVT hacia la porción delantera del mismo, justo detrás y a un lado del compartimento del conductor. Esto proveyó no solo la opción de instalar la citada rampa sino una gran y despejada área de carga, en la parte superior de la misma se instalaron montajes para 4 ametralladoras (con o sin escudos), convirtiéndolo en el primer ‘amtrac’ (contracción de amphibious tracked = oruga anfibio) con capacidad múltiple de usos y aplicaciones más allá del salto anfibio. Hecho el rediseño, FMC (una compañía de Florida que antes de la 2GM fabricaba principalmente bombas manuales para insecticida) y Graham-Paige & St. Louis Car Co., pusieron manos a la obra y entre 1943 y 1945 fabricaron 8348 unidades del LVT4, de los cuales 6000 fueron a manos del US Army, el USMC recibió unos 1700 y solo 500 fueron suministrados a naciones aliadas. 
Una vista clara de lo práctico y útil de la cubierta ampliada de carga y el fácil acceso por la rampa.
Esta foto publicitaria del US Army muestra uno de los primeros LVT4 producidos en maniobras en USA.
Esta versión montaba principalmente un motor Continental W670-9A, se conducía como era usual en los orugas por sendas palancas en tierra y en agua a través de un selector manual del diferencial, el cual aceleraba o desaceleraba una oruga o la otra permitiendo dirigir mayor o menor flujo de líquido al deflector instalado en la parte superior detrás de cada oruga. La mantención del motor probó ser más fácil y la única desventaja fue que el sistema de enfriamiento del motor nunca cumplió bien y este se sobrecalentaba bastante ya fuera del agua. En el tema del blindaje no fue mucho lo que se pudo mejorar, al glacis y la parte frontal se le aplicaron 13mm y 6,4mm en los laterales, a pesar de lo ligero de esta protección la carga útil del LVT4 se redujo en 1360kgs. 
LVT4s avanzan hacia las atestadas playas de Iwo-Jima bajo el fuego pesado de la USN.
Una versión adicional, con techo y torreta, el LVT(A)4 se desarrolló para dar fuego de cobertura cercano durante el desembarco y para mejorar lo ofrecido por la previa similar versión LVT(A)2 que tenía una torrecilla y cañón análogos al M3 Stuart, este nuevo “amtank” tenía una torreta abierta M8 con un cañón corto howitzer de 75mm, el cual posteriormente se cambió muchas veces por un lanzallamas canadiense Ronson (conocido como Navy Mk 1 flamethrower), capaz de llegar a más de 68mts cargado con mezcla de gasolina y aceite durante 55 segundos continuos y si estaba colmado con napalm llegaba hasta 137mts durante 80 aterradores segundos.  
LVT(A)4 'Amtanks' en acción en Iwo-Jima
Su primer uso fue en la vital campaña de Saipan en junio-julio de 1944 y aún cuando su ratio de bajas siguió elevado en promedio, contribuyó en gran medida a bajar el terrible número de bajas fatales de los soldados estadounidenses, al ser usados como protección contra francotiradores, fortines ocultos o bien como ambulancias directas a la costa o incluso hasta los barcos hospital dispuestos. En Iwo-Jima la librea gris azulada uniforme inicial cambió al típico ‘Olive-drab’ y el esquema tricolor usado por el USMC, esquemas que seguirían usando en la absurda campaña de Peleliú y la igualmente dura y penosa Okinawa..
LVT4 y LVT2 abatidos en la playa de desembarco en Iwo-Jima.
Esta tétrica y bien conocida fotografia nos muestra la zona de reparación y acopio de materiales del USMC en Iwo-Jima, cada vehículo en la foto tiene algún daño o avería, producto del combate o el adverso terreno.
Esta serie de 3 imagenes corresponden a dos fotogramas de la serie de TV "The Pacific" en la saga de la amarga batalla de Peleliú y la tercera es una foto real de esa campaña.
El kit
Editado por primera vez en 1969, este sencillo y agradable kit es de los que ha "envejecido bien" en las arcas de la tradicional casa modelística británica. Si bien es un kit doble (incluye un supuesto GP-34 Jeep) el LVT4 de Airfix consta de 74 piezas, la gran mayoría partes del tren de rodaje de este blindado anfibio, por ende resulta muy agradable y rápido de ensamblar, con muy poco que enmasillar y lijar realmente. Hornby a optado -sabiamente- por reetiquetar la familia entera de los kits militares 'clásicos' de Airfix en su REAL escala: HO-00, vale decir 1/76, lo cual no afecta en nada su valía como armable coleccionable y sincera la elección del hobbysta.
Interesante resulta comprobar que su rampa trasera (signo distintivo del LVT-4) queda con "acción" al quedar enganchada de forma suave y precisa en ganchillos que replican a los reales en el vehículo, lo cual da obvias y gratas posibilidades para un diorama. Sus puntos débiles son:
A) Sus orugas de plástico blando, las cuales hay que pegar mediante calor radiante aplicado a las juntas de las mismas.
B) La omisión de los citados deflectores-conductores del flujo de agua de las orugas (se pueden fabricar de plasticard de 0.3mm o aluminio de lata de gaseosa).
C) Que solo incluya una versión británica (con 1 crudo cañón Polsten de 20mm) que actuó desde Normandía al cruce del Rhin y ninguna de las muchas configuraciones usadas tanto por el USMC como por el US Army en el frente del Pacífico.
El resto, sin embargo, es puro disfrute y el vehículo extra –el Jeep GP34- analizado con más cuidado resultó ser un extraño híbrido de características mixtas entre la clásica versión de la 2GM y la posterior serie que empezó a entrar en servicio durante la guerra de Corea: el M-38; así que opté por omitirlo del armado y guardarlo para el proyecto relacionado con el F-86A de Matchbox en progreso.
Para la versión de las fotos (Iwo Jima, 1945) solo tuve que recurrir a la caja de sobrantes por un par extra de ametralladoras Browning calibre .50 y hacer con plasticard manteletes protectores para las 4 posiciones artilleras. Omití hacer mayor detallado en la cubierta de carga y opté por una pequeña viñeta de un LVT4 en “panne” de motor del cual una avanzadilla de Marines trata de recuperar en ‘tierra de nadie’. El terreno, dada la naturaleza volcánica de Iwo-Jima fue muy sencillo de hacer con arena gruesa y trozos pequeños de cuarzo, todo pintado con distintos tonos de gris oscuro, negro opaco y un tenue lavado de Siena tostada. 
En cuanto al esquema de camo, me guié por varias referencias de esa batalla en particular y apliqué Humbrol Nº 84 Mid Stone opaco aclarado con un 20% de blanco opaco (Humbrol Nº 34). El siguiente tono fue el verde olivo que fue simplemente el que tenía a mano en ese momento (todos son buenos), el Matt Olive Drab 1165 de Testors para finalizar con M16 Rojo Ladrillo mate de Molak, sin embargo este último color puede ser perfectamente reemplazado por Humbrol Nº 70 o 160. Hay evidencia de que alguno llevó un 2º tono de verde más oscuro, pero lo usual fueron los de 3 colores y no de 4.
Es más, como los Marines pintaron sus LVT literalmente con lo que hubiere a mano, salvo el ubicuo Olive Drab es posible pintar el fondo arenoso del camo con Humbrol Nº 93, 94 ó 121, incluso con 148 o Sand 1706 de ModelMaster, ya que las tonalidades variaban de unidad en unidad y también la distribución de los colores, es decir hay bastante libertad siguiendo solo normas básicas y el sentido común. El ensuciado y envejecido también queda a gusto y criterio del hobbysta.
Aún cuando Dragon ha editado recientemente unos excelentes, muy detallados y bien caros LVT4 y LVT(A)-4 en 1/72 (Referencias #7389 y #7388 respectivamente), el Water Buffalo de Airfix sigue siendo una deseable y grata adición a cualquier colección que se precie de tal.
A continuación más imagenes y posibilidades en torno al LVT4:
Arriba y abajo: 2 aspectos del cruce del Rhin por unidades estadounidenses y británicas.
No es el Pacífico Central, es Indochina (Vietnam) y son tropas francesas atravesando alguno de los innumerables arrozales a mediados de los '50.
¿Saipan? ¿Filipinas? Nop! Es la Infanteria de Marina Española en maniobras durante 1968, nótese los fusiles de asalto CETME sin sus cargadores.
¿1/72 es muy poco para usted? Italeri y AFV han editado excelentes kits en 1/35!

Gracias por su visita, hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si este artículo captó tu atención o interés, deja tu comentario aquí.